Otras luchas también son posibles

Share Button

Mujeres del mundo entero se unen hoy para celebrar el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

Y cada una lo hace desde sus diferencias lingüísticas, religiosas, políticas, sociales, económicas, etc., pero todas unidas en pro de conseguir un mundo más justo e igualitario.

Por eso desde la Sección Sindical de CCOO en MAPFRE, hoy queremos celebrar este Día Internacional de la Mujer, hablando de las mujeres saharauis, por ser un ejemplo de coraje y por su manera de afrontar la lucha por sus derechos como personas, por la libertad de su pueblo.

Como apunte para comprender la situación tan penosa que vive el pueblo saharaui y por tanto, las mujeres, recordemos que el pueblo saharaui (antigua colonia española), está expulsado de sus territorios desde 1976 y que actualmente cerca de 100.000 personas viven en campos de refugiados y en los territorios ocupados. Desde el año 1991 una resolución de la ONU reconoce el derecho a realizar un referéndum de autodeterminación, que hasta la fecha no se ha realizado, lo que provoca que sigan viviendo en una situación de conflicto permanente.

El contexto en el que viven las mujeres saharauis es muy complicado y adverso, tanto para las luchas individuales como para las colectivas de las mujeres en general, aun así, ellas siguen buscando fórmulas para abrirse camino en sus reivindicaciones.

Es increíble ver como a pesar de las condiciones de vida en los campamentos, donde los recursos son tan escasos, estas mujeres consiguen cosas como la organización de la comunidad, la creación de un sistema de salud, la enseñanza, el cuidado, la erradicación del analfabetismo de niños, niñas y adultos, etc. Siendo las mujeres quienes ocupan de manera mayoritaria y destacada espacios de relevancia en diferentes ámbitos de la sociedad y siempre, manteniendo su lucha particular por la emancipación de la mujer y por su derecho al trabajo.

Las mujeres saharauis han sido reconocidas internacionalmente por el importante papel que han jugado y juegan en la transformación de la sociedad saharaui, a través de un modelo que conjuga tradición y progreso, dentro del contexto de una sociedad árabe y musulmana.

Han conseguido romper estereotipos y son una sociedad muy avanzada en los derechos de la mujer, pero a la vez, tampoco cejan en su empeño de preservar sus raíces y su cultura.

A día de hoy, estas mujeres llevan la organización y el sustento de su pueblo y siguen siendo el eje de la sociedad saharaui, una de las sociedades árabes más progresistas desde el punto de vista de la igualdad de género.

También ha quedado patente que, esa dedicación urgente e integral de las mujeres en aquellos primeros años en los campamentos, ha sido una fuente de aprendizaje y conocimiento de sus propias capacidades.

Pero no pueden bajar la guardia y es precisamente ahora, cuando tienen que asumir el verdadero reto que supone la consolidación de los derechos que tan duramente han conquistado a lo largo de estos últimos años.

SIN LAS MUJERES, LOS DERECHOS NO SON HUMANOS

 Así reza un mensaje que puede leerse en los campamentos y está claro que no puede ser de otro modo.

Por ello, desde la Sección Sindical de CCOO en MAPFRE ponemos el foco una vez más, en el empoderamiento de las mujeres y este año hemos decidido donar nuestra aportación económica de 600 € a la ONG REDMAMSA (red madrileña de apoyo a las mujeres saharauis).

  


www.redmamsa.org

  

Se trata de una organización sin ánimo de lucro que nace como asociación en abril de 2014 y cuyo objetivo principal es hacer visible a través de actividades de difusión la labor de las mujeres saharauis, con el fin de apoyarles en sus necesidades.

Desde CCOO sentimos un gran orgullo al poder participar en este proyecto y aportar nuestro donativo solidario a esta causa, con la esperanza de que les ayude a alcanzar sus objetivos.

Share Button