No se puede normalizar lo inaceptable

Share Button

Todo tiene un principio, siempre se empieza por algo, y ese germen es el que hay que erradicar.

Hoy, Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer, desde la Sección Sindical de CCOO en MAPFRE queremos desmitificar algunos de esos “falsos mitos” tan extendidos sobre la violencia de género, que sólo aportan desinformación y que en ocasiones pueden derivar en conductas erróneas, comportamientos violentos y hechos absolutamente inaceptables.

Sabemos que el arraigo y la virulencia que caracteriza la violencia machista, se puede explicar, en parte, por las creencias que la sustentan.

Por eso, hoy hablaremos de algunos de esos mitos que pese a carecer de toda base, perpetúan y normalizan la violencia contra las mujeres.

¿Quién no ha escuchado alguna vez expresiones como: “la igualdad ya está conseguida” “la violencia no tiene género” “las leyes de igualdad discriminan a los hombres” “ni machista ni feminista”, etc.?

Pues bien, para no perder de vista lo importante, es vital dejar claro ciertos conceptos básicos:

  • La violencia de género se da precisamente en situaciones de desigualdad y en el marco de sistemas de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres, precisamente porque la igualdad real no existe. De ahí la necesidad de aplicar medidas judiciales específicas, necesarias para proteger a las víctimas debido a la naturaleza de estos delitos.
  • Las conductas violentas no están relacionadas con la falta de cultura ni con el nivel socioeconómico. La violencia contra las mujeres no es neutra ni un caso aislado debido a circunstancias personales. No podemos obviar que ésta es una conducta aprendida en sociedad.
  • Muchas formas de violencia machista están normalizadas y a algunas personas les resulta difícil identificarlas. Sobre todo, cuando esto implica cambiar hábitos muy interiorizados que impiden que todas las personas puedan tener los mismos derechos y oportunidades.
  • La violencia contra las mujeres sigue plenamente vigente y por ello, el movimiento feminista lucha por desarticular las múltiples formas de legitimación de la violencia machista, que aún permanecen ancladas en nuestra sociedad.

A día de hoy, la violencia contra las mujeres se ejerce en muchos ámbitos, en el laboral también. Y nuestra respuesta es la acción sindical.

Podríamos citar muchos casos, pero hoy queremos destacar especialmente, la tremenda noticia que conocimos en septiembre sobre las presuntas agresiones sexuales a temporeras en Murcia, más propio de un sistema feudal que de nuestros días. Podéis consultar la noticia en este enlace.

Cuando estas cosas ocurren, no podemos mirar para otro lado, no podemos “normalizar lo inaceptable”.

Por ello, agradecemos públicamente la labor de nuestros compañeros/as de CCOO de Murcia, que alertaron a la Guardia Civil cuando tuvieron conocimiento de los hechos y que han colaborado directamente en la investigación. Su compromiso y determinación, ha sido vital a la hora de atender a las víctimas.

Es difícil llegar a imaginar la situación de aislamiento y vulnerabilidad de estas mujeres y pese a ello, tuvieron la valentía de denunciar. Desgraciadamente, estos hechos no son algo puntual y, aunque cueste creerlo, se han dado casos similares en otras zonas de nuestro país.

Pero la buena noticia es que todo se puede cambiar, basta con tener la voluntad de hacerlo realmente.

Si queremos un mundo mejor, eduquemos en valores: fomentando la igualdad y el respeto entre mujeres y hombres.

 Como decía Nelson Mandela: “la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

 

Comunicado conjunto CCOO y UGT

 

 

Share Button