¿8 DE MARZO? SÍ, HOY MAS QUE NUNCA

Share Button

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer

Y quizás todavía haya quien piense si este día es aún necesario, pero tristemente en pleno siglo XXI, sigue siendo más necesario que nunca…

Los derechos fundamentales no solo se proclaman, hay que garantizarlos
A tal efecto, por mandato jurídico de nuestra Constitución, en el artículo 9.2 se señala que: “Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.

Pero a pesar de la igualdad formal, no hay igualdad REAL.

Y no hay que mirar muy lejos para darse cuenta, simplemente en nuestro entorno más cercano es fácil comprobar que siguen existiendo grandes desigualdades de género, que son discriminatorias para las mujeres y que no se pueden obviar ni mucho menos negar.  

Por ello un año más, desde la Sección Sindical de CCOO en MAPFRE, queremos poner de manifiesto que a pesar de los avances conseguidos históricamente, todavía estamos muy lejos de tener una sociedad donde se hayan alcanzado cotas de igualdad satisfactorias. Y hoy más que nunca, queremos dejar patente que hay muchos retos pendientes y que no podemos bajar la guardia. 

No miremos para otro lado, aún quedan muchos motivos por los que seguir luchando para alcanzar la igualdad REAL entre mujeres y hombres:

  • Acabar con la brecha salarial entre mujeres y hombres. Estamos obligados a combatirla a través de políticas concretas y planes de igualdad, que nos ayuden a detectar y corregir la brecha salarial de género.
  • Romper el techo de cristal, que provoca que, a igual número de mujeres y hombres debidamente formados, sea mucho más difícil para las mujeres ocupar posiciones de poder, con más reconocimiento y de más alta remuneración.
  • Promover políticas activas de conciliación y corresponsabilidad, de modo que la maternidad no siga siendo un obstáculo en la empleabilidad ni en la promoción de las mujeres, ni tampoco ponga en riesgo sus pensiones futuras. 
  • Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerado mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia.
  • Eliminar los estereotipos y los roles de género que perpetúan actitudes erróneas y que impactan en las opciones de vida de las mujeres. Como dijo la filóloga María Moliner, no puede ser que “cuando un hombre trabaja mucho se diga que se desvive por la familia y cuando una mujer trabaja mucho, abandona a la familia”.
  • Luchar contra la violencia machista, una verdadera lacra social que hay que erradicar y para ello la educación y la prevención juegan un papel fundamental. Hay que educar en valores que planteen una alternativa al machismo que mata. No cabe el conformismo, no cabe el negacionismo. Cada muerte se puede y se debe evitar

Por estos y otros motivos, todavía nos falta mucho para alcanzar una sociedad igualitaria

Se trata de justicia social. Una sociedad que permite que la mitad de sus miembros tenga que luchar a diario contra la desigualdad, no es una sociedad democrática. 

Sí, indiscutiblemente la igualdad de género es importante, ya que poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas, no es solo un derecho humano básico si no que es responsabilidad de todos y todas

Como cada 8 de Marzo, desde nuestra Sección Sindical realizamos un donativo solidario que este año irá destinado a AMS (Asociación de Mujeres para la Salud) una ONG que trabaja la salud mental e integral de las mujeres, desde la perspectiva de género. 

En concreto, hemos elegido el proyecto “Madrinaje solidario” convirtiéndonos en madrinas de AMS, de modo que con nuestra aportación económica podremos ayudar a que mujeres que precisan atención psicológica pero no tienen medios para costeársela, puedan continuar con sus terapias, cuando más lo necesitan. 

Aquí tienes el enlace a la página web de AMS (Asociación de Mujeres para la Salud) y te animamos a que puedas profundizar en la fantástica labor que realizan.

 

Share Button